viernes, 8 de mayo de 2009

CONFERENCIA SOBRE EL EJERCICIO DE LA SEXUALIDAD RESPONSABLE

En la semana pasada, a través del Instituto Municipal de la Mujer y en coordinación con el Centro de Protección y Atención de la Violencia Intra Familiar (CEPAVIF), La Presidencia Municipal presentó un taller sobre “Sexualidad Responsable” en la Telesecundaria de la Localidad de La Laborcita.

Para los padres aceptar que los hijos crecieron no es fácil y a menudo no se quiere afrontar esta realidad, es por eso que no hablan, ni antes -cuando eran niños- ni ahora, de lo que está pasando. Grave error, que enfrenta a los adolescentes al mundo de la sexualidad sin información.

Con la llegada de los 9, 10, 11 12 años, se toca, también el descubrimiento de la sexualidad genital y los niños de antes empiezan a asumir comportamientos de adultos sin tener la capacidad psicológica de hacerlo. Fisiológicamente están preparados, el cuerpo lo dice con sus cambios: aparición del vello, cambio en la voz, llegada de la menarquia o primera menstruación.

Como la sexualidad es un tema que a algunos avergüenza y sobre el cual los adultos no siempre tienen suficiente información, obramos en forma inadecuada, no hablamos sobre el sexo y la función que tiene en la vida de todo ser humano. Somos seres sexuales y todo lo que hacemos está teñido de este matiz, nacemos por reproducción sexual y nos criamos gracias a ella también.

Sin embargo, podemos cambiar las situaciones si aprendemos a hablar claro del tema. Esta claridad ayudaría a que los niños crezcan sabiendo que la sexualidad es un complemento del amor no un juego para pasar ratos de aburrimiento o para probar que se es grande o se domina al otro.

Hablando claro, a tiempo y enfrentando el tema con la naturalidad que le corresponde, evitaremos que se enfrenten a la sexualidad cuando ya la parte genital es ejercida y cuando el torrente de hormonas es más fuerte que la razón.

Tomar la vocería del asunto, ejerciendo nuestro papel de padres ayudaría a que los adolescentes no inicien su vida sexual – genital llevados por el placer que esto les produce, y con la fantasía de que no procrearán.

¿Qué hacer para que nuestros hijos tengan una sexualidad adecuada?

· Hable abiertamente del tema desde edades tempranas, siempre pensando en la capacidad del niño de entender lo que se está diciendo.

· Hable en términos sencillos, claros y manejables para la edad en que se encuentra el niño.

· Recuerde que somos seres sexuales, "tenemos el chip" que nos permite entender este tema, incluso desde lo instintivo, por lo tanto, mejor aun desde la razón.

· No permita que otros niños informen a su hijo sobre sexualidad, tan pronto detecte que esto está pasando ofrézcale una explicación coherente y correcta.
· Permítase sentir cuál es la expectativa de la edad y, porque no, pregúntele a ellos sobre sus inquietudes al respecto.
· Hable sobre cada una de las funciones de la sexualidad
· No haga diferencias entre niños y niñas, todos tenemos los mismos derechos y deberes frente a la sexualidad.
Recuerde su propio proceso aislando las razones sociales y culturales que lo rodeaban a usted, los tiempos cambian pero la sexualidad en el desarrollo humano no.

No niegue que su hijo está creciendo y que un día será un adulto, esto por más doloroso que parezca es la mejor actitud frente al crecimiento de ellos, con ello los valoramos en su proceso y les damos un lugar en donde desarrollarse en confianza.

De esta manera lograremos que los niños tengan información amorosa, respetuosa, adecuada al ambiente que lo rodea y a la edad en que se encuentra. Y podrán enfrentarse a la sexualidad genital de manera responsable y adecuada.